Noche loca

“Porque la amistad entre hombre y mujer puede sobrevivir en una noche loca, pero nunca ante una vecina cotilla”

-¡¡¡Vecina hay una mujer en mi cama¡¡¡

Los gritos se pudieran considerar poco apropiados a las tres de la madrugada, pero después de tantas horas de risas y cuando los efluvios de un vino excelente se apoderan de los pensamientos, como no vas a gritar si estás llamando a tu vecina, a esa cotilla que controla todas las salidas y entradas de tu casa, si sacas la basura a las horas debidas o si la música está medio decibelio más alta.

-Hola Joan, ¿has hecho los ejercicios?, a mí se me ha olvidado, déjame echarles un vistazo que hoy la empollona de María no podía venir…

-Hola guapa, tú al grano ¿eh?, estoy bien, he tenido un día estupendo y sí, he hecho los ejercicios, anda toma.

-No seas impresentable, ya te veo que estas bien, anda déjame eso estupendo, este viernes otra vez a cantar, ¿no?

-Si aduladora, que estupendo estoy cuando te conviene…

-Tú y yo siempre estamos estupendos, pero yo estudio menos italiano que tú, quiero hacer demasiadas cosas y últimamente no llego a todo…

-¿Vero bella? Como vas a llegar, vives perdida de la urbe y te pasas el día aquí, trabajas, estudias, cantas, cines y claro menos entrar, te apetece todo, me refiero a entrar por la puerta de tu casa.

-Perdona, a mí me encanta mi casa pero tengo tantas cosas que hacer fuera… además que sería de mí sin mis domingos tomando el vermut mirando al mar.

-Espabila cuore, deja de hablar y mira los ejercicios que a ti siempre te pregunta, te tiene una querencia…

El viernes tocaba cantar, cada semana uno elegía el restaurante y el tipo  de cocina y tras una entretenida cena asaltaban alguna sala donde pudieran entregarse al mundo del espectáculo durante unas horas, para Sonia era su terapia anti estrés, para Joan olvidarse de su aburrida vida de funcionario e imaginar su sueño y cada viernes tenían una actuación en común, cuando ya estaban relajados y la noche casi les llevaba en volandas se convertían en el dúo Pimpinela y en ese instante actuaban de verdad, los amigos y el público en general pasaban un buen rato y para ellos significaba compartir una semana más de esa locura que compartían, bendita locura de exprimir cada segundo que pudieran para provecho de sus almas.

-Hacéis muy buena pareja, salís los viernes a cantar, os copiáis los deberes, os sentáis juntos…

-Te olvidas de algo básico, yo no quiero pareja Carmen.

-Todo el mundo quiere pareja Sonia no seas de esa manera.

-¿De qué manera Carmen?

-Pues así diciendo esas tonterías, si a ti Joan te gusta y tú a él.

-Carmen déjalo ya nena que el cole lo dejamos hace tiempo y te pones  muy pesadita y no quiero discutir. Ahí viene Joan.

-¿Lo ves? Que rápido lo has visto…

Cada día que pasaba Sonia tenía más ganas de estrangularla, era como la vecina cotilla, pero la tenía pegada a su espalda.

-Hola divina, traes lo deberes para variar…

-¿Vienes gracioso esta tarde? Pues sí, ayer fui buena y los traigo y además seguro que están bien.

-¿Qué pasa que ahora vas a ser responsable?

-Joan, piérdete cariño

-Jajaja ¿cenamos el jueves encanto?

-Y eso, ¿celebramos algo?

-Sí, que quiero decirte algo

-Entonces esta hecho, ¿Dónde quedamos?

-Al principio del Portal de l’Angel a las ocho y media, copa antes de la cena.

-Perfecto, vamos dentro que viene Luana.

Y el jueves en el trabajo Carmen y su tortura seguían adelante y claro no se pudo estar callada, Sonia incluso imaginaba formas más silenciosas que ahogarla con una almohada mientras dormía, pero no pudo evitar que su círculo comentara su cita, no paraban de hacer bromas sobre su próxima noche de amor y ella creía que se le iba a atragantar esa noche antes de mediodía.

-Hola divina

-Así me llaman

-Tengo hecha una ruta, primero “Els quatre gats” a tomar algo, luego cena, te tengo preparado un sitio que enamora “sweetie” y luego lo que surja.

-Usted confiesa usted elige, la verdad, en estos momentos me odio a mí misma, casi me siento Carmen, estoy intrigada.

-Eso en la cena Carmencita – Joan soltó una sonora carcajada al ver la mirada de odio de su amiga-, ¿Qué tal el día?

-No querrás que me atragante… ¿el día?, ¿con Carmen y tu invitándome a cenar con ella delante? Creo que está enviando las invitaciones de boda.

-No será tanto exagerada

-¿Yo? Te la presto un par de mañanas cariño…

Llegaron a su primera parada y siguieron con sus absurdas historias de trabajo, Joan estaba preparando el terreno, estaba convencido de que tenía que crear un ambiente propicio antes de hablar e intentó estar más locuaz y más agudo de lo habitual si es que eso era posible, Sonia cuanto más le escuchaba más se temía la noticia, ¿Por qué estaba tan tenso?, ¿Qué era tan grave?

Llegaron a la segunda parada, la cena, pidieron y en cuanto el camarero se alejó después de servir el vino…

-Ya, Joan, no resisto más, mi Carmen interior acaba de revelarse, que te pasa, estas rarísimo, eres tu pero demasiado acelerado incluso para ti, di lo que me tengas que decir y relájate…

-Soy gay

-¿Y?

-Como que ¿y?, yo creía…

-Tu creías que…

-Bueno como salimos los viernes y cantamos juntos y a veces me dices cosas que no sé qué pensé que a lo mejor tu…

-¿Yo que?

-Que te estabas enamorando de mí…

Sonia sonrió a la vez que le miraba entre tierna y divertida, levanto su mano y la puso sobre la de Joan.

-Joan yo te quiero mucho, eres mi amigo y soy así, jamás evito demostrar lo que siento por alguien, siento haberte confundido, pero no, no estoy enamorada, en este momento de mi vida ni siquiera lo quiero, por mucho que el mundo se empeñe hay gente a los que nos gusta estar solos aunque sea temporalmente, tú me conoces bastante bien, soy un espíritu libre, ahora me llena lo que tengo, no voy a ser un cartujo, pero… Ah! Y sabía que eras gay, pero sencillamente para mí no es nada relevante.

Joan se incorporó y le dio un dulce beso en los labios, se sentó y dijo…

-¡Que siga la fiesta!

El resto de la noche fue una carcajada continua, Joan se sintió libre para abrir totalmente su tarro de las esencias y fue realmente él. Sonia disfrutó cada segundo de aquella locura donde se sintió paseando por un túnel de la risa continuo y el cierre de la noche en casa de Joan fue digno del mejor vodevil.

-Divina necesitaras pijama

-Si divino

-Te dejo la joya de la corona

Joan sacó del armario un pijama de seda rojo, el diseño era indescriptible y Sonia cuando lo vio no podía parar de reír, fue al baño a ponérselo y cuando se vio con el puesto el sonido de su risa aumentó los decibelios si es que se podían aumentar más con la música tronando en el dormitorio, casi lloraba y no podía respirar y a la vez oía la voz de Joan

-¡¡Preciosa ven que te vea con tu look más gay!!

-¿Acaso dudabas de mi diva interior? Realmente divina como siempre… – y tras un golpe de melena Sonia empezó a dar vueltas y a bailar por toda la habitación

-Si no fuera gay te hacía mía ahora mismo bombonazo – su amigo continuaba riendo mientras añadía una mirada lasciva a su comentario.

Se tumbaron en la cama y entre risas y coros al tema que estaba sonando encendieron unos pitillos, no podían parar de reírse, y no solo era el pijama, Sonia entre risas entrecortadas le decía a Joan que más de uno aquella noche estaba pensando que tenía un lio con él y su inofensivo compañero de cama entre aspavientos y sonoras carcajadas no paraba de gritar, eran las tres de la mañana y a pesar de eso, por encima del “I will survive” se oyó de nuevo la voz de Joan aullando:

-¡¡¡Vecina para variar hay una mujer en mi cama¡¡¡

Anuncios

Un comentario sobre “Noche loca

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Conviviendo con la fibromialgia

Es un intento de dar un poco de felicidad a los enfermos de fibromialgia. Un espacio libre de opinión donde todos podemos expresar nuestros sentimientos, vivencias, mejoras, etc.

Besos y Versos

Leer tus besos, sentir tus versos

InspírameConArte

Reseñas y sinopsis de libros. Hablemos de literatura, intercambiemos ideas e inspirémonos con arte! (:

elrincondeevablog

Un rincón personal, dónde escribo en alto mis pensamientos y emociones, esperando aprender, cada día un poco más.

A %d blogueros les gusta esto: