Canciones de un instante

Mi  amor es todo cuanto tengo, si lo niego o lo vendo para que respirar… Un día más en aquel piso de la calle Córcega, aquel piso que costó eternas tardes de búsqueda, una tarde más de música, de Silvio, de Sabina, de Kortatu, de Serrat o de Rollings… una tarde más donde la antropología les hacía plantearse aún más si cabe aquel mundo donde les había tocado vivir, eran los años de gobierno sandinista en Nicaragua en los 80, los años de la litrona, del café a todas horas, de las salidas nocturnas al KGB o a barrios “poco recomendables”, eran años donde cada instante era una forma de protesta en el aspecto, en el gesto, en la palabra, en la sonrisa, en la risa o en la mirada.

Mi amor no precisa fronteras… y aquel era el tiempo de la ausencia de fronteras, de barreras, porque si era necesario se saltaban. Eran tiempos de cambio en la educación, pero no todos los aceptaban y se manifestaban, tomaban las calles, las plazas, las emisoras de radio, el rectorado, los pasillos de la facultad y aquellas reuniones eternas en el bar, allí se fueron conociendo y reuniendo… aquel bar también era en parte su casa.

Ay amor mío que terriblemente absurdo es estar vivo sin el  alma de tu cuerpo sin tu latido… y sonaba la guitarra, aunque a veces ni siquiera era necesario, y es que en esos años en que el amor está tan a flor de piel hay ciertas canciones que fluyen solas, esos años cuando el rio de la vida parece que nunca vaya a desembocar en más mar que en ese torrente de sentimientos que nos invaden a todas horas.

Mi unicornio azul ayer se me perdió… y de la misma manera en su casa habían perdido la capacidad de sorprenderse o eso creían, era una tarde cualquiera, o quizás un mediodía un poco tarde, Marta abrió la puerta de su casa y detrás de sus ojos de un violeta intenso entraron unos vaqueros rasgados, era su cumpleaños y como otras veces llevaba un amigo a casa sin avisar, era un hecho que había dejado apartada la sorpresa en la mirada de su madre, aunque aquella vez su mirada estaba más que nada atónita por la indumentaria de su amigo, su aspecto estaba transformándose pero aún estaba en su inicio.

-Mama he invitado a Mikel a comer, no pasa nada verdad… bueno se quedará a dormir porque vive en Barcelona.

Su madre la miró y ahora sí, con una de esas miradas que mezclan al reo y al verdugo, sin gestos, la convocó a la cocina.

-Marta que aparezcas con invitados a comer tiene un pase, pero donde va a dormir este chico…

-Con mi hermano, en su habitación o en el sofá

-¿Y tú le has preguntado a tu hermano?

-No, pero seguro que no le importa

-Hija siempre quieres hacer lo que te da la gana…. pero vives con más gente, ¿lo recuerdas alguna vez?

-Mama no seas pesada… si sé que te encanta conocer a mis amigos

-Anda vamos a dejarlo y dile a tu amigo que deje las cosas en la habitación de tu hermano, vamos a comer.

Me siento hoy como un halcón llamado a las filas de la insurrección… Sandra estaba en ese momento de la vida en que cualquier decisión te parece acertada y normal, es el resto del mundo el que se equivoca con sus prejuicios y sus normas…

La celebración del cumpleaños sería a la hora de la cena, entonces vendrían un par de amigos más y estarían sus hermanos.

Yo no debo nada ni a Dios ni al gobierno… Marta y Mikel pasaron la tarde de bares hablando sin parar, hacía poco que se conocían pero habían conectado desde el principio, compartían una filosofía anárquica de la vida, creían de verdad en el compartir, en la igualdad a todos los niveles, eran seguidores de todos los movimientos revolucionarios de izquierdas que en aquellos momentos se daban en Centro América, no solo en la Nicaragua sandinista, también en El Salvador, Honduras o Guatemala… y tras cada idea o teoría para mejorar aquel mundo que no lograban entender daban un trago a sus inseparables medianas…

Yo no te pido que me firmes diez papeles grises para amar… Unas semanas más tarde era Marta la que compartía habitación con Mikel en una más de sus fugas, siempre quería quedarse con los amigos y siempre acababa en bronca y a veces tomaba el riesgo de quedarse y esa noche era una de ellas, pero para Marta pese a las consecuencias siempre valía la pena porque habían podido compartir más tiempo, más noches y los días no se los podían robar, tenía que ir a clase y es que con el paso de las semanas su amistad dio paso a algo más intenso y ya casi no se separaban.

Quiero quedarme clavado en tu mirada, fulminado en ese algo que desprendes… el buen tiempo avanzaba y con los rayos del sol su amor les hacía fundirse cada vez más uno en el otro y muchas clases pasaban con ellos tumbados en el césped, rodeados de amigos pero solos, rodeados de ruidos y en silencio conscientes de que demasiadas tardes y casi todas la noches estarían separados y en algunos momentos se levantaba un muro invisible entre los dos porque además julio acechaba y con él, el momento del adiós, Mikel tendría que volver a casa y esa vez no serían solo unos días…

Angie, Angie they can’t say we never tried… Pero las barreras, los impedimentos, el espacio y el tiempo a veces pueden ser insuperables y Marta lloró demasiadas veces aquel amor, las barreras a menudo no le dejaban tocarlo, lo impedimentos vivirlo, el espacio alcanzarlo y el tiempo… el tiempo se encargó de ayudarlos a decirse adiós, poco a poco, casi sin darse cuenta dejando tan solo pequeñas pinceladas de dolor en cada una de las ausencias, hasta que en una de ellas, ya no hubo retorno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Champurradas y café

Sentémonos a hablar de todo un poco, en especial de todo. Tus pensamientos son importantes así que dejalos libres.

Conviviendo con la fibromialgia

Es un intento de dar un poco de felicidad a los enfermos de fibromialgia. Un espacio libre de opinión donde todos podemos expresar nuestros sentimientos, vivencias, mejoras, etc.

Besos y Versos

Leer tus besos, sentir tus versos

InspírameConArte

Reseñas y sinopsis de libros. Hablemos de literatura, intercambiemos ideas e inspirémonos con arte! (:

elrincondeevablog

Un rincón personal, dónde escribo en alto mis pensamientos y emociones, esperando aprender, cada día un poco más.

A %d blogueros les gusta esto: