Sonrisas en ceniza

sonrisas

Se habían reído, mucho, quizá demasiado, a menudo después de esos momentos de risa provocados por el caos llegaban las lágrimas, pero no, no iba a ser ese día, esa tarde oscura de casi invierno, en la que fantasías compartidas habían echado a volar por una habitación con olor a humo del tabaco y chimenea, sabor a varios licores y aroma a amistad, se había adentrado en la noche casi sin ser vista, demasiado ruido de almas en una estancia consumió un tiempo que no pasó desapercibido, pasó lleno de alegría extraída de seres que se habían reunido con el solo objetivo de escapar a la tristeza, y estaba conseguido.

-No, ya no vale la pena.

-Estás segura.

-Estoy segura.

-¿Y ahora?

-Ahora seguir, como si nada, caminando, serpenteando, saltando de nuevo en paracaídas, así es el juego y no pienso dejarlo.

-Te veo fuerte.

-Soy fuerte.

-Pero hace unos días…

-Hace unos días no era yo.

Una carcajada común como un estruendo invadió de nuevo la estancia, las lágrimas se unieron a la fiesta en el rostro de Julia quería liberarse definitivamente y reír, reír hasta decir basta, y en ese instante no pensaba decirlo.

-No me lo creo. ¿Con los dientes?

-Con los dientes.

-Pero a ti nadie te había dicho…

Otra risotada y un nuevo brindis, por la torpeza, cualquier excusa era válida, el frío o el calor, un desastre o una noche loca, un instante de placer o el placer de un instante, un día de resaca o una resaca que duraba demasiado, un error y otro, qué más daba… la vida estaba entre otras muchas cosas para cometer errores.

Pero el tiempo pasa, las horas se consumen, los vasos se vacían, las risas se van adentrando en el mundo del sueño y el adiós se apodera de la estancia. Julia va recogiendo copas y vasos, no tiene sueño, decide recoger el caos de aquel salón mientras los últimos troncos sucumben al ardor del fuego, se parecen a ese amor que ha sentido y que se va quemando en soledad, ardiendo en el mismo sentimiento que lo provocó un día, Martina se quería quedar con ella, sabía que iba a llegar ese momento, pero no la había dejado, tenía un compromiso con su alma y tenía que cumplirlo, una lágrima furtiva quiso asomar a su rostro, la borró con el dorso de la mano, pulso el botón para que el lavaplatos se pusiera en marcha, pulsó el botón para que su mente se marchara de aquella imagen, de aquella estancia, de aquel punto donde no debía ir más a refugiarse, se sentó frente a la chimenea, miraba las cenizas en rojo, poco a poco se irían consumiendo, quería grabar esa imagen en su mente para consumir sus propias cenizas, se habían ido, se había ido, era el tiempo, era el instante, era aquella tarde sumergida en noche y que le estaba abriendo la puerta al amanecer, se tumbó en el sofá y se arropó con una manta, dio un trago al primer café del día, era su forma de dormir, su forma de entrar en aquella nueva vida, dejando atrás las cenizas entre los ecos de unas risas que aquella vez, habían sujetado las lágrimas en lo más hondo de su alma, donde llorarían, pero en el silencio que tiene el dolor cuando se ha quemado lentamente lo que un día, tiempo atrás, era lo que nos provocaba una sonrisa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Champurradas y café

Sentémonos a hablar de todo un poco, en especial de todo. Tus pensamientos son importantes así que dejalos libres.

Conviviendo con la fibromialgia

Es un intento de dar un poco de felicidad a los enfermos de fibromialgia. Un espacio libre de opinión donde todos podemos expresar nuestros sentimientos, vivencias, mejoras, etc.

Besos y Versos

Leer tus besos, sentir tus versos

InspírameConArte

Reseñas y sinopsis de libros. Hablemos de literatura, intercambiemos ideas e inspirémonos con arte! (:

elrincondeevablog

Un rincón personal, dónde escribo en alto mis pensamientos y emociones, esperando aprender, cada día un poco más.

A %d blogueros les gusta esto: