Clemencia

el

Su respiración la envolvía haciendo estremecer cada milímetro de ese ser desbocado de deseo en que se convertía con solo pensarlo, mientras él giraba a su alrededor contemplando su obra, cada poro imploraba castigo y clemencia, quieta, atrapada en la lujuria de los ojos de su dueño supiraba latidos que encadenaban muñecas y tobillos, nada en ella le pertenecía desde la noche en que se entregó a sus ojos, y esperando sus manos el tiempo abrasaba cada espacio de vida que era en él…

image

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

    1. hilosfinitos dice:

      Gracias! Un honos viniendo de ti😀

      Le gusta a 1 persona

      1. El Sibarel dice:

        Escribes muy bonito.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s