La ducha

image

Y para este domingo, una historia donde estalla el deseo mas puro, una colaboracion, un escrito realizado junto con mi colega escritor Marcelo, autor del blog Poetas Nuevos poetasnuevos.wordpress.com.

Llegaste como todos los días al amanecer con sed de mi boca y mi cuerpo, después de varios besos, bajaste por mí pecho al encuentro oral.

Me acerqué tanteando el manantial del que iba a servirme, lo rodeé con la boca con mimo, lo succioné despacio y lo jugueteé con la lengua para que se diera a mí, y al gemido de tu cuerpo estremeciéndose me relamí plena de haberme saciado de ti.

Entonces el rito comenzaba como todas las mañanas, hoy había sido privilegio de tu boca, e iba por mi ración de ti y baje por tus pechos dulces y tersos, inicié mi descenso a tu bajo vientre, ahí donde todo se hace río para mi boca, un torrente de placer mutuo, este ejercicio oral.

Sabía que te ibas a acercar, me rodeas y mis caderas se alzan golosas de saber, porque se tus labios en los míos húmedos que tu lengua va separando, como látigo me azotas y me aspiras, y escalofríos de un placer desbordado recorren mi cuerpo desde mi mente a mis piernas eléctricas y temblorosas cuando te recreas entre ellas, y levantas tu mirada y sin decir nada aúllo que sigas con ese castigo doloroso que es gozo sin límites cuando me vences tuya.

Extasiado de tu piel y aroma, de mi sed más alborotada, te pedí asirte de las llaves de la bañera, de espaldas hacia mí, estabas ofrecida, solamente alcé un poco tus caderas y me sumergí en un sólo aliento dentro. El agua entre tus piernas se confundía con la emanada de la ducha, nuestra humedad y calor inundaban de vapor y placer ese momento antes de iniciar el día, ambos aferrados, tu apretando y yo insistiendo, éramos esa interminable e inconfundible forma de despertar. Orgasmos al unísono nos delataban en todo el piso.

Éramos incapaces de estar cerca sin rozarnos, sin poseernos salvajemente, tus embestidas bajo el agua me hacían sentir tuya sin límites, aferrada y entregada como si el mundo se fuera a terminar si no podía sentir tu cuerpo abalanzándose sobre mí, tus palabras susurradas para decirme lo más bello y lo más obsceno, me convertía en esclava y guerrera para impaciencia de aquellos que nos oían aullar mientras nos dábamos a nuestras fantasías.

 

Anuncios

2 comentarios sobre “La ducha

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Champurradas y café

Sentémonos a hablar de todo un poco, en especial de todo. Tus pensamientos son importantes así que dejalos libres.

Conviviendo con la fibromialgia

Es un intento de dar un poco de felicidad a los enfermos de fibromialgia. Un espacio libre de opinión donde todos podemos expresar nuestros sentimientos, vivencias, mejoras, etc.

Besos y Versos

Leer tus besos, sentir tus versos

InspírameConArte

Reseñas y sinopsis de libros. Hablemos de literatura, intercambiemos ideas e inspirémonos con arte! (:

elrincondeevablog

Un rincón personal, dónde escribo en alto mis pensamientos y emociones, esperando aprender, cada día un poco más.

A %d blogueros les gusta esto: