Batiendo alas


Crepúsculo en esa luna que se abalanza a la plenitud,

soy un susurro en el silencio en el que premeditadamente me abstraigo,

me caminas,

has saltado de mi mente a mi estómago,

así te siento,

precipitándote en mi como una lluvia de primavera,

inesperada,

que suave va calando primero tela y luego piel, hasta calar los huesos

brevedad de ser somos,

todos,

nosotros puñado de horas que se balancean por mi cuerpo,

no eres fotografía ni viaje en metro,

ni entrada de cine ni noche de concierto,

eres tiempo intenso,

ese que ya no es materia porque duerme eterno,

yema de dedos,

aliento en mi cuello,

latido de rima infinita,

esquina que tuerce mi sombra,

que duerme cuando tu la miras,

que rie cuando tu la moras,

y ahora ni duerme ni rie,

ni respira ni zozobra,

que mi sombra son las alas que cuando duermes te rozan,

la noche no es tan oscura,

me detengo en la luz que la luna de hoy me regala,

ni cuerpo ni sombra,

voz muda,

letras que auyantes alzan el vuelo,

un gato maulla al cobijo de mi pecho,

amasa amor y le acaricio,

que de amor voy derrochada,

no es oscura la noche en que te recreo,

bato alas y me extiendo a la sombra de tu lecho.

Anuncios

4 thoughts on “Batiendo alas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s