Alma sin agua

el


Tumbada bajo una lluvia de dolores, se preguntaba de espaldas al mundo porqué en ella todos los barcos naufragaban, porqué los meses truncaban las primeras miradas, porqué las mariposas se asfixiaban en su estómago, y se dejó llevar, se inundó de su ser, más desvalido de lo que cualquier mirada oteaba al cruzarse con su cuerpo, y es que su alma, homicida en ella y de ella, su alma, esa estaba a recaudo de mariposas y de naufragos, esa nunca surcaba ningún mar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s