Perdida en un mar de letras

  Amaneció mucho antes de lo deseaba, porque necesitaba un tiempo de paz, de reconocerse en aquel silencio que quería imponerse, desde hacía unas horas sentía que no tenía nada que decir… no le apetecía pensar, hubiera querido dominar esas técnicas que te permiten dejar la mente en blanco y apartarte del mundo por unSigue leyendo «Perdida en un mar de letras»